Cómo ayuda la Osteopatía en afectaciones abdominales

admin General @es Deixi un comentari  

Osteopatia abdominal

Las primeras técnicas viscerales fueron descritas por Thure Brandt y Staffer. La osteopatía visceral es una disciplina que se desarrolló en Francia, siendo hoy día practicada en todos los países donde la osteopatía ocupa un lugar privilegiado en el mundo de la salud.

Las vísceras y órganos internos de nuestro cuerpo, tienen una relación directa con la unidad funcional.

Las fascias, a través del sistema de sostén, van a ir unidas a la estructura, solicitando el plano músculo esquelético y a nivel reflejo van a tener relación desde los focos irritativos vertebrales sobre las distintas estructuras viscerales y orgánicas.

Causas de lesión visceral:

 

  • lesiones vertebrales
  • operaciones quirúrgicas
  • hábitos alimentarios
  • infecciones

 

La buena función de una víscera está unida a su movilidad fisiológica, a su buena vascularización y a su correcta inervación, que afectan a su superficie de deslizamiento creando adherencieas y alteraciones de elasticidad, alterando al movimiento y fisiología tanto de los órganos como de las vísceras el diagnóstico y tratamiento visceral va enfocado a las superficies de deslizamiento, membranas que envuelven las vísceras. Es una membrana que tiene una serosidad, un líquido graso que permite el deslizamiento entre membranas.

Si hay alguna alteración en la zona afectada se va a resecar la membrana produciendo adherencieas y alterando la lubrificación y funcionamiento normal del órgano.

Se acostumbra a decir que las vísceras pueden presentar trastornos reversibles funcionales o irreversibles orgánicos, y que la osteopatía se dedica a los trastornos funcionales. Pero de hecho, es mucho más complejo que todo eso, puesto que existen estados mixtos donde trastornos funcionales y orgánicos se mezclan.

Síndrome premenstrual:

 

Durante la vida reproductiva de la mujer, su salud está altamente determinada por el equilibrio de sus hormonas sexuales: Estrógenos y progesterona.

Cuando éstas se desequilibran pueden aparecer problemas como pérdida del deseo sexual, menstruaciones irregulares o abundantes, fibromas, quistes de pecho, endometriosis, infertilidad, síndrome premenstrual, retención de agua y aumento de peso, entre ellos.

Deixa'ns el teu comentari

  • Contacte con nosotros: